INFORMACIÓN

La mejor manera de evitar una caída es con un dispositivos anticaídas retráctiles. Ésta se bloquea en caso de caída, por lo que la distancia en caso de caída se reduce siempre al mínimo. Si se produce un accidente con este tipo de poleas, la fuerza máxima generada será de 6 kN.

Para absorber la energía, la polea incorpora un amortiguador de impacto en el extremo de la cinta. Los dispositivos anticaídas retráctiles SKALT están disponibles en distintas longitudes, que van de 2,4 a 25 metros. Esto significa que se puede trabajar con máxima libertad de movimientos incluso a gran altura.